Saavedra: Francia mira hacia otro lado mientras bombardean Yemen

HispanTV 8 views
El Gobierno francés sigue vendiendo armas a Arabia Saudí y hace caso omiso a los bombardeos saudíes contra los civiles en Yemen, opina un analista.

Francia, el tercer mayor exportador de armas del mundo, sigue vendiendo armas a Arabia Saudí, que desde marzo de 2015 libra una brutal campaña de guerra contra Yemen, dejando a miles de personas muertos.

En una entrevista concedida este sábado a la cadena HispanTV, el periodista Francisco José Saavedra ha descrito como una “vergüenza” la actitud francesa, y denunciado que tanto a Francia como al resto de los países que venden armas a Arabia Saudí les interesa que continúe la guerra contra Yemen y “ellos mirarán hacia otro lado”.

De hecho, ha explicado que el negocio de las armas es un negocio muy lucrativo para ellos y cuando haya más guerra, más armas se van a vender.

Esto mientras, lo que está haciendo prácticamente Arabia Saudí es desmantelar todo el tejido social de Yemen y todas sus infraestructuras, mientras que Riad no tiene ningún escrúpulo en bombardear instalaciones civiles, infraestructuras y familias.

“La única opción que hay para detener toda esta espiral es que un organismo supranacional sea respetado y empiece a imponer a sanciones a los países que se saltan todas estas normas de convivencia, de vender armas de forma indiscriminada a países que las van a emplear para bombardear objetivas civiles”, ha resaltado Saavedra.

El experto ha agregado que mientras esto no ocurra y dependamos de la ONU o de tribunales internacionales que están absolutamente manipulados, vamos a ser testigo de asesinatos de los civiles.

La venta de armas galas al régimen de los Al Saud ha provocado masivas protestas en Francia, donde el pueblo y diferentes organizaciones no gubernamentales han denunciado el apoyo de París a la masacre de civiles y niños yemeníes por el agresor saudí.

Por su parte, Yemen también ha condenado en reiteradas ocasiones que ciertos Estados occidentales, como el Reino Unido, Francia, EE.UU. y España, que se proclaman ser defensores de derechos humanos, cierran sus ojos ante los constantes y graves crímenes de lesa humanidad que cometen los saudíes en Yemen por intereses económicos.

Add Comments